martes, 26 de mayo de 2015

HOMILÍA DE LOS SANTOS PADRES DEL PRIMER CONCILIO ECUMÉNICO (2105)

"Hay más o menos un tercio de los cristianos que no está ni en comunión con la Sede de Pedro, ni acepta la plenitud de las enseñanzas de Cristo, ni mantiene esta unión visible con la Iglesia. Es más, en nuestro medio en el que nos toca mover, muchas veces vemos tristemente que nuestros hermanos abandonan la Iglesia fundada por Cristo, y se reúnen en grupitos; en grupitos de garage, en grupitos en salones, en distintas asociaciones fundadas en el empeño humano, en nombre del Espíritu Santo desde ya, pero en el empeño humano de que "en este garage ofrezco la salvación a los que vengan acá, los de la otra cuadra no se van a salvar. Nosotros hemos encontrado la manera correcta de leer la Biblia. Ya sabemos, tenemos la llave para recordar todos los versículos y para agarrarnos de esta tabla de salvación".

Sin embargo, LA ÚNICA TABLA DE SALVACIÓN ES LA CRUZ, NO LA BIBLIA. Dios nos da su Palabra para que carguemos la cruz, no para que carguemos la Biblia. La Biblia fue inspirada dentro del seno de la Iglesia Católica. Así que si es un manual de instrucciones, no es un manual de instrucciones para que funcione una secta, sino para que funcione la Iglesia, para que vivamos nosotros, para que tengamos Palabras de Vida.

Dios no vino al mundo para fundar un club de lectores, ni un grupo de fanáticos de un libro. Sino personas que hablan cara a cara, restaurados en la gracia que nos consiguió con su muerte y Resurrección. ¿Y cómo recibimos esta gracia?. Por medio del Bautismo. Otros grupos han conservado el Bautismo, sin embargo, el Señor nos dice que el Espíritu tiene que completar su obra en nosotros, llevarnos a la perfección, y nos dice: "Sed perfectos, como vuestro Padre Celestial es perfecto". Y esta perfección no se consigue sin el Cuerpo de Cristo. "El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna".

Ahora bien, vemos a un montón de hermanos que, algunos por los sufrimientos que pasan, algunos por la falta de fe, otros por distintas circunstancias, otros porque no los han sabido recibir bien en la Iglesia, buscan refugio en estos grupos que se multiplican como hongos. Y huyen, algunos porque no estan en una situación regular, en una situación no del todo correcta, entonces no pueden comulgar. Entonces se van a estos grupos. Y en estos grupos tampoco comulgan, porque no hay Comunión. Porque ellos a veces hacen algo como una bendición del pan, pero no cumplen con el mandamiento de Cristo de hacer en conmemoración y comer el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Y Cristo sopló sobre los Apóstoles y dijo: "A quienes vosotros perdonáreis los pecados, serán perdonados. Y a los que vosotros retuviéreis los pecados, serán retenidos". Y nosotros vemos que en esas asambleas de autoconvocados, de indignados autoconvocados, se grita al Cielo nomás para pedir perdón. Y Cristo nos dice otra cosa, y la Iglesia nos enseña otra cosa.

Entonces nos da mucho dolor, primero que en la Iglesia fundada por Cristo vivamos con semejante tibieza, con semejante flojera, con semejante falta de raíces, de conocimiento, de entusiasmo. A veces uno ve un grupo de católicos y se distingue por la falta de compromiso, de entusiasmo en aprender, de tomárselo en serio, de a ver quién le pone más ganas. Y por otra parte vemos con tristeza, tantos hermanos que tal vez con una voluntad torcida o imperfecta o por un montón de cosas terminan en un montón de grupos y se autoexcluyen de la gracia de la Iglesia. Porque sabemos que ir a un grupito no nos mantiene en plena comunión con Cristo. Qué lástima. Tanto esfuerzo, tanta búsqueda, tantas ganas, y vemos tantos hermanos nuestros que quieren usar la Biblia para refutar, para negar la Iglesia en la cual fue concebida. Quieren usar las palabras de Cristo, para destruir el Cuerpo que instauró sobre la tierra. Quieren invocar al Espíritu Santo para desdecir sus Palabras, la que dijo "Pedro, tu eres la piedra, Kefas, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella"....."



7º de Pascua De los Santos Padres del 1er Concilio Ecuménico Posfiesta de Ascensión Stos. y Equiapostólicos Cirilo y Metodio, Maestros de los...
YOUTUBE.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada